10.18.2006

demonios


















Un espíritu de bajo nivel, que interactúa con el mundo físico. Se cree universalmente que los demonios existen en variedades numerosas y que pueden ser enteramente buenos, enteramente malos o capaces de ambas cosas (el mal y el bien).

Pueden ofrecer consejo y ayuda o pueden ser responsables de la mala suerte, las enfermedades y la muerte.

Los demonios pueden ser llamados, controlados o arrojados por adeptos calificados, como un sacerdote, mago, hechicero o shamán.

Demonio significa "lleno de sabiduría" y se deriva del griego daimon que se traduce como "poder divino", "destino" o "dios".






Para los griegos, los daimons eran espíritus mediadores ‑incluyendo aquellos de héroes deificadosentre la humanidad y los dioses. Un daimon actuaba como un espíritu asesor.

Los demonios han sido clasificados en varios sistemas en la religión y la cultura occidental, desde por lo menos el año 100 al 400 de nuestra era. El Testamento de Salomón, que data de este período, describe el anillo mágico de Salomón que servía para comandar a los demonios llamados Djinn y ofrece los nombres y funciones de varios demonios hebreos, griegos, asirios, babilónicos, egipcios y quizás persas. Durante los siglos XVI y XVII, los cristianos expertos en estudios de demonología los catalogaron en varias jerarquías en el infierno y les asignaban atributos y deberes, incluyendo los de embajadas en diversas naciones terrestres. La jerarquía más compleja fue diseñada por Johann Weyer, quien calculó que había 7.405.926 demonios sirviendo a 72 príncipes.

Mucha de la sabiduría popular acerca de los demonios tiene que ver con las relaciones sexuales entre demonios y seres humanos. Los demonios con tales apetitos se encuentran en las demonologías de los antiguos hebreos, egipcios, griegos, romanos, asirios, persas y de otras culturas.

La demonología judaica es compleja y se deriva de fuentes hebreas, cristianas, árabes, germánicas y eslavas. Las obras kabbalísticas contienen concepciones contradictorias. El Zohar sigue una leyenda talmúdica del origen de ciertos demonios como el producto de relaciones sexuales entre humanos y fuerzas demoníacas: cada polución de semen resultaba en demonios. Otros demonios, como Lilith, fueron creados como espíritus sin cuerpo, durante los seis días de la Creación, especialmente en el ocaso de la víspera del sábado; también se decía que copulaban con humanos ='los terrores de la noche". Otros escritos kabbalísticos hablan de demonios creados del fuego y el aire, demonios que llenan el aire entre la Tierra y la Luna, y demonios buenos que ayudan a la gente. Hay demonios que, junto a los ángeles, están a cargo de las horas nocturnas y de la interpretación de enfermedades, y existen algunos que poseen sellos que deben ser usados para conjurarlos. En el cristianismo, el concepto de los demonios se asocia sólo con el mal. Incluye a los ángeles que echaron su suerte con Lucifer y que con él fueron arrojados fuera del cielo, así como a los dioses paganos, convertidos en demonios por la Iglesia.


Como agentes del diablo, los demonios se dedican a conducir a los hombres por el mal camino, a atormentarlos, a atacarlos sexualmente, y en algunos casos, a poseerlos. Antes del siglo XII, no se consideraba posible el acto sexual con los demonios, pero la creencia se convirtió en dogma en el siglo XIV. Se decía que había demonios en forma de hombres (íncubos) que acosaban a las mujeres, mientras que otros en forma de mujeres (súcubos) acosaban a los hombres. Durante la Inquisición, los herejes ‑que eventualmente incluyeron a las brujas‑ fueron acusados de mantener orgías sexuales con los demonios. Se representaba el acto sexual como desagradable y doloroso, aunque según la Iglesia (que tenía un concepto bajo de la mujer, como ser débil y con inclinaciones inmorales) algunas mujeres disfrutaban de la cópula con demonios. Los nacimientos monstruosos se explicaban como producto de relaciones sexuales entre seres humanos y demonios.


En otras culturas como la shintobudista japonesa, los demonios se ven como fantasmas de los muertos.

Aquellos demonios que acosan a los seres humanos con problemas y enfermedades son expulsados por medio de ritos de exorcismo. Existe una creencia universal de que los demonios pueden ser mantenidos a raya mediante varios ritos preventivos tales como ciertas oraciones, ensalmos o bien por medio de amuletos que se llevan en el cuerpo o se guardan en un lugar determinado. En la magia ritual, se conjura a los demonios por medio de un ritual elaborado y se les asignan tareas. Se considera que son traicioneros y se dice que es más bien peligroso trabajar con ellos.


La Decapitación



Recientemente y tras las barbaras ejecuciones de personal civil de naciones que enviaron tropas a la guerra de Irak a manos de terroristas se han vuelto a abrir dudas y debates sobre la capacidad del cuerpo y la cabeza de mantenerse con vida por un tiempo.

Teorías sostienen que la cabeza podría mantener la consciencia durante algunos minutos, minutos durante los cuales el decapitado podría darse de cuenta de todo lo que le rodea e incluso sufrir dolor, la cirugía moderna ha demostrado que un cerebro no irrigado puede "seguir pensando" durante varios minutos, asi mismo el cuerpo parece no perder del todo "su vida", el corazón de un decapitado puede seguir latiendo hasta 25 minutos después de separarse la cabeza, es de todos bien conocido que una gallina al arrancarsele la cabeza puede incluso salir corriendo, como si el cuerpo tratase de huir.

Durante la revolución francesa la decapitación era un acto comun entre los ejecutados, la guillotina era el metodo más rápido e indoloro (según la Academia de Cirugía de la época), el dolor tan solo duraba las escasas milesimas de segundo que la cuchilla tardaba en seccionar por completo la cabeza y la muerte se producía por dos causas la inhibición y la asfixia, por lo cual la perdida de consciencia era inmediata.

El fisiólogo Paul Loye elaboró un estudio en aquella época sobre cientos de casos de decapitación por guillotina. Se dedicó durante un tiempo a seguir de cerca todas las ejecuciones de las que pudo tomó nota y de sus estudios elaboró un libro "La Mort par Décapitation".

Estos son alguno de sus escalofriantes apuntes..

La Muerte por decapitación por Paul Loye

I. Ha sido gracias al avance iluminador de la ciencia que se ha podido implementar un sistema tan eficaz y limpio como este. A juicio, de mi colega el destacado Doctor Guillotin, con quien he tenido el gusto de intercambiar ideas y reflexiones, en los pasillos de la Academia de Cirugía, la invención de su instrumento asegura a la víctima un dolor casi imperceptible. Apenas las escasas fracciones de segundo, que tarda la cuchilla en cortar la cabeza.

II. Con mucha frecuencia el condenado, sufre un síncope antes del momento fatal. Por tanto, cuando el verdugo lo decapita es prácticamente ya un cadáver. Compartirán conmigo que la angustia, y la ansiedad son estados que muchas veces nos juegan en contra.

III. Las diversas entrevistas que he efectuado a verdugos confirman este dato. En ellas, los ejecutores me han señalado, que de cada 10 sujetos, apenas uno iba más o menos íntegro al suplicio. Mientras que el resto se encontraba ya medio muertos cuando subían al cadalso. Parecían más bien, según estos, una masa inerte y carente de fuerzas. Esto avalaría mi teoría acerca, de que el verdadero dolor no lo sienten al ser guillotinados, sino en los momentos previos la muerte. Se trataría de un dolor moral, nada más que eso.

IV. Pero no pensarán que me he limitado solo a observar. También he dedicado muchas horas de investigación a experimentar con animales. Guiado por la intención sincera de demostrar que tal método constituye un enorme progreso en relación a otras técnicas precarias como: La estrangulación, la horca, la hoguera, y especialmente el descuartizamiento, el que por su total carencia de sutileza, ni siquiera debiese ser mencionado. En fin.

V. Debo admitir, sin embargo, que persisten ciertas dudas. Últimamente, se ha venido propagando la absurda idea de que la cabeza continuaría pensando y sufriendo incluso separada del cuerpo. Anatomistas de gran prestigio se han sumado a tan tamaña estupidez. Han afirmado que la cabeza conservaría por unos segundos o minutos sensibilidad y pensamiento. Basando tal brutalidad en algunos movimientos y espasmos espontáneos, que significarían según ellos una clara manifestación de dolor tanto del cuerpo como de la cabeza tras la decapitación. Agregan, en lo que yo veo como una campaña de desacreditación, la sensación de pertenencia que experimentan algunas personas luego de la amputación de alguno de sus miembros, aún después de largo tiempo de haber sido intervenidos.

VI. Reconozco que en la serie de pruebas con animales, a los cuales he decapitado, se observan contracciones en la lengua, ojos y labios. Por ejemplo, ayer al tocar la córnea de una gallina, el párpado se cerró. Pero esto responde simplemente a un acto reflejo, ya que al producirse la decapitación se llega a una nivel de asfixia con tensión arterial cero. Esto afirma mi hipótesis de que tales movimientos son puros artificios biológicos. La decapitación mata sin agonía, en perfecta calma, anulando el poder reflejo y el automotor. La hemorragia súbita hace caer la tensión a 0 en 1/10 de segundo y paraliza la conciencia, la voluntad, y la sensibilidad.

VII. Según mi análisis la muerte se produciría por un doble mecanismo: a) por asfixia y b) por inhibición. La pérdida de conciencia, es sin lugar a dudas, y contraria a la opinión de mis detractores: instantánea. En cuanto a la cabeza en sí, es necesario acotar que una vez separada del cuerpo, conserva una calma absoluta por dos o tres minutos, tras ese periodo sobrevienen solo en algunos casos, movimientos extraños en la cara, apertura o cierre de la boca, entre otros. Le he solicitado, a algunas personas para fundamentar aún más mi teoría, que después de la decapitación me guiñen un ojo, como prueba que aún están conscientes. Obviamente, adivinarán que ninguno de ellos pudo cumplir lo prometido.










calaveras de cristal???


Tallada sobre una única pieza de roca de cuarzo, se especula se tardaron entre 150 y 300 años en ser terminada.
Las Calaveras de Cristal

Las calaveras de cristal están cortadas con la forma de una calavera humana, varían en forma, tamaño y tipo de cristal. Algunas son auténticas, talladas por los mayas y otras culturas, mientras que la mayoría que podemos contemplar en la actualidad, fueron talladas recientemente.

Los lugares en que se han hallado estos objetos están ubicados generalmente en Centroamérica, especialmente en ruinas aztecas y mayas, aunque han habido noticias y rumores de posibles hallazgos en Suramérica, pero no han sido confirmados.

Además de asombrarnos con la forma en que fueron talladas, o la incapacidad para determinar como lo hicieron, existen afirmaciones de que a su alrededor se producen fenómenos inexplicables y extraños.

La más conocida de estas calaveras, así como la más misteriosa es el "Cráneo del Destino" o "Calavera del Destino", descubierta por Mitchell-Hedges. Tiene características muy similares a la de una verdadera calavera humana, como dientes y una mandíbula con movimiento. Hasta ahora no se ha logrado determinar la forma en que fue tallada, ya que se trata de un trabajo imposible de realizar por los más talentosos escultores de su época.
Fabricada con cristal puro de cuarzo, tanto la mandíbula como el cráneo provienen de la misma roca. Exceptuando pequeñas anomalías, es anatómicamente perfecta, posiblemente la representación de un cráneo femenino debido a su pequeño tamaño, 12,7 cm. de altura, mientras que su peso es de 5 kg.

Tantos los prismas ubicados en la base, como las lentes pulidas a mano de los ojos, se combinan para producir un brillo muy intenso. El cráneo, perfectamente tallado en cristal de roca, presenta un alto grado de dureza (siete sobre diez, en la escala de Mohs), de lo que se deduce que sólo mediante fundición del mineral y utilizando un molde, el tallado con otras piedras preciosas de igual o superior dureza (como el diamante) o un laser podría obtenerse algo parecido. Pero los mayas no poseían la suficiente capacidad técnica como para enfrentarse a semejante empresa.

Fue el explorador británico F.A. Mitchell-Hedges quien afirmó que fue desenterrada por su hija, Anna, en 1924, durante una expedición realizada en las ruinas mayas de Lubaantum, Belize, mientras buscaban huellas de la Atlántida, en uno de los templos, tras mover unas grandes piedras que cubrían un altar.

En 1970 la familia Mitchell-Hedges entregó el cráneo a los laboratorios de Hewlett Packard para su estudio, en los cuales pudo comprobarse que el cristal fue tallado en contra del eje natural del cristal, a pesar de que los modernos escultores no lo harían, porque esto provocaría la rotura de la pieza de cuarzo, ni siquiera utilizando la tecnología láser, ya que tendría idénticos resultados sobre el cristal. Otro de los hallazgos sorprendentes consistió en que no hallaron evidencia ni rastros de que se hayan utilizado herramientas metálicas. La calavera fue hecha de pura roca cristalina en un proceso de construcción que, generación tras generación, abarcó entre 150 y 300 años. Y dice que durante todos los días de muchas vidas los mayas rasparon la pieza cristalina original con arena.

Los expertos del British Museum hacen remontar la calavera a la civilización azteca, fechando el origen (con muchas dudas ) alrededor del 1300/1400 después de Cristo. Sin embargo, los indígenas que acompañaron a Mitchell-Hedges en Lubaantum (lugar de las piedras caídas) y siempre según sus propias palabras, aseguraron que el "Cráneo del Destino" tenía más de 3.600 años de antigüedad.

Otras dos calaveras de cristal se encuentran en el Museum of Mankind, en Londres, Inglaterra, y en el Trocadero Museum, en París, Francia. Ambas fueron halladas por soldados en México durante la década de 1890, y están talladas sobre puro cristal de cuarzo, aunque no tan elaboradamente como la de Mitchell Hedges.

La calavera expuesta en el Museum of Mankind se considera gemela de la de Mitchell-Hedges, salvo por un detalle. La calavera de Mitchell-Hedges, en efecto, tiene la mandíbula articulada, como en un cráneo verdadero; mientras que la llamada Calavera Británica tiene la mandíbula fija. Los investigadores están de acuerdo en afirmar que los dos objetos han sido construidos por las mismas manos. El Museum of Mankind lo adquirió de Tiffany's, el célebre joyero de Nueva York, en el 1898, por 120 libras. Él encargado de la transición fue cierto Kunz, que en un libro suyo sobre los minerales, cita la calavera. Los ejecutivos de Tiffany's no fueron capaces de (o no quisieron) dar explicaciones sobre su origen.

Unos 12 años después, sería el British Museum quien entró en posesión de esta calavera. La llegada de la calavera al British Museum, coincidió con una serie de extraños acontecimientos. A parte las afirmaciones, antes escasamente probadas, de repentinos desplazamientos de objetos o repentinas invasiones de perfumes diferentes e inexplicables, fue el personal de limpieza del museo en las horas nocturnas, quienes alimentaron las creencias que atribuyen a la calavera poderes ocultos. Finalmente consiguieron que la calavera fuera cubierta por un pesado paño durante las horas nocturnas.
El antropólogo Morant realizó un estudio comparativo de ambas calaveras, llegando a conclusiones que no son compartidas por otros estudiosos. Morant dejó constancia de que ambas eran similares en muchos detalles anatómicos, llegando a afirmar que, por su forma, ambas habían sido modeladas sobre la calavera de una mujer, que eran representaciones de un mismo cráneo y que la una era copia de la otra, siendo la de Mitchell-Hedges la primera.

En el 1950, la calavera del British Museum fue examinada de nuevo y de tal examen se descubrió qué la calavera tenía su origen en México, que se remontaba 1400 - 1500 d.C. y qué el material fue cuarzo brasileño.

Una tercera calavera de cristal expuesto al Musèe de El Homme de París, idéntica en el estilo a los otras dos pero de dimensiones menores, puede proveer informaciones particularmente interesantes. Los expertos del Museo afirman que hizo parte de un "cetro mágico" azteca del siglo XIII o XIV d.C., y que fue usado para alejar a las serpientes y prever el futuro. Tiene un agujero que la atraviesa de arriba a abajo (supuestamente hecho por un grupo cristiano para colocar en ella una cruz) y el estilo, la forma y el corte son similares a otras calaveras descubiertas en diversas ruinas de México.

Cráneos Deformadas


En el Museo Arqueológico de Lima, Perú, hay una vitrina que muestra una colección de cráneos de muy extrañas formas. También se puede encontrar más material de este tipo expuesto en el Museo de Ica, Perú, y otros museos arqueológicos de Sudamérica. Generalmente están rotulados como "cráneos deformados por práticas rituales" o algo similar.

Los datos que se poseen sobre estos cráneos son incompletos, lo que hace difícil saber cuál fue el contexto en que pueden haber convivido con otros hombres, definir su antigüedad y cuál es su origen. Hay cráneos muy distintos entre sí, como si provinieran de diferentes especies, similares aunque con diferencias con el género humano.

¿Anomalías Provocadas?

Lo primero que llama la atención en estos cráneos es su tamaño y forma. En base a sus formas, más que nada, los especímenes fueron clasificados en cuatro grupos, a los que han bautizado como "Coneheads" ("Cabeza cónica", como los extraterrestres de la TV), tipo "J" y tipo "M". Hay uno más, posiblemente el más antiguo, que ha sido bautizado "premoderno".

Al publicarse por primera vez algunas fotos de estos cráneos en Internet, en la discusión que se generó de inmediato aparecieron muchos partidarios de la idea de que estas formas raras se deben a deformaciones intencionales de los cráneos que fueron aplicadas por razones rituales, estéticas o religiosas; una costumbre conocida de, por ejemplo, la antigua Nubia, Egipto y otras culturas. La deformación se producía en los niños desde muy pequeños, aplicándoles presión por medio de tablas, cintas de cuero, ataduras de tela y otros artefactos que, debido a la compresión constante, lograban que los cráneos se deformaran y crecieran con formas no usuales, la razon era pura estetica, de igual manera que los chinos reducian los pies de sus mujeres.

Lo cierto es que cualquiera que sea el método que se aplique, el proceso lleva a cambiar la forma pero nunca el volumen, ya que la deformación, debiéndose a una compresión, jamás podría aumentar la capacidad craneana.

Los cráneos deformados por estos métodos rituales mantienen la capacidad en centímetros cúbicos que se conoce en los humanos, mostrando deformaciones por presión en la frente, laterales y hasta la nuca. En cambio los cráneos de este estudio, con forma de cono por lo general, aunque hay otras clases de deformidades, no se parecen en nada a los resultantes de las maneras usuales de deformar los cráneos, un hecho que los antropólogos han aceptado.



Analizando los Cráneos

El primer cráneo que vamos analizar proviene de Paracas, una región de Perú, y está identificado con el número 177 y la leyenda "Deformación Paracas". Se lo ha bautizado "premoderno", más que nada porque presenta rasgos de hombres anteriores a la especie humana actual, el Homo sapiens. Presenta las siguientes rarezas: la parte frontal de la cabeza se asemeja a un individuo de familia pre-Neanderthal, pero la mandíbula inferior, aunque es más robusta que la de un humano actual, presenta forma y características similares a las que se ven en los actuales.

La forma del cráneo no tiene ningún punto de comparación con los de los Homo erectus, Neanderthal o humanos modernos.

Aparecen algunas características Neanderthal menores, como la protuberancia occipital en la parte inferior trasera del cráneo y la forma achatada de la parte inferior; otras características apuntan más a los Homo erectus. El ángulo de la base del cráneo (y por ende el ángulo del plano de la mandíbula superior) es inusual. No se puede excluir la posibilidad de que por coincidencia se trate de un caso de un individuo deforme, pero es altamente improbable que el ángulo de esta parte frontal cause que se requiera una modificación de la mandíbula inferior durante el crecimiento para aproximarse a los tipos humanos con el borde de la barbilla saliente. La respuesta a estos interrogantes sería, al parecer, que estos cráneos son representantes de humanos premodernos o humanoides.


El tipo "Conehead" es muy inusual debido a la forma y volumen de su cráneo. Hay fotos de tres especímenes muy parecidos, lo que parecería excluir, teniendo en cuenta que las deformidades que se producen en Nubia presentan una gran cantidad de variaciones individuales, la posibilidad de cualquier deformación azarosa. Cuando se compara entre sí los tres especímenes del tipo "Conehead", se observa que las variaciones en las características individuales de estos cráneos entran dentro del rango de lo que se considera normal en morfología. No hay duda de que están muy relacionados entre sí, y quienes los han analizado creen que pueden ser representantes de una rama bastante diferente del género Homo, o quizá de una especie enteramente diferente.

La superposición comparativa del espécimen C1 con un cráneo moderno muestra algún nivel de imprecisión a causa del grado de distorsión que se produce al rotar las siluetas para ponerlas en posición. Como surge de la observación de los especímenes C2 y C3, la parte inferior del cráneo no se desvía de lo normal, y las proporciones generales son correctas.

El tamaño enorme de la cúpula craneana se hace evidente en las tres fotografías. Se puede estimar, por interpolación con la figura de un cráneo normal, una capacidad mínima de 2200 cc, aunque podría alcanzar los 2500 cc. Con estos tamaños, la forma del cráneo puede haber sido una solución biológica —un mecanismo de supervivencia de la especie— ante el crecimiento de la masa craneal. La forma cónica de las cabezas facilitaría los partos, disminuyendo el riesgo de la extinción de la especie a causa de la imposibilidad de parir criaturas con semejante tamaño de cabeza. Sin embargo esta configuración no ha sobrevivido, lo que lleva a deducir que algo no funcionó en la adaptación, impidiendo que este tipo de solución biológica tenga representación entre los hombres modernos.




10.17.2006

Las Profecias de la gran pirámide de Egipto


Según algunos expertos piramidólogos, el interior de la gran pirámide contiene todos los datos, fechas y sucesos de la historia del hombre. Para conocerlo es necesario medir los túneles, pasadizos y cámaras de esta milenaria construcción y saber interpretarlos. Además debemos saber que la medida a utilizar no es el metro convencional –lógicamente no utilizado en la fecha de construcción de la Gran Pirámide- si no el “codo sagrado” que tiene una longitud de 0.635660 metros.

Como hemos dicho anteriormente, toda la historia está plasmada en el interior de esta mole de piedra, se iniciaría en la entrada, aproximadamente en el año 4.000 a.C. Tras este punto de inicio, nos encontramos con las fechas más destacadas de la historia del ser humano, el primer tramo es descendente, sería la pérdida de la inocencia y su degradación espiritual. En el punto donde se encuentran los corredores descendente y ascendente encontramos una fecha clave, el año 2.513 de la pirámide que corresponde con el 1486 a.C, fecha del éxodo de Israel.

Una fecha de gran relevancia es 1936, según algunos piramidólogos, éste habría sido el año del nacimiento del anticristo, por tanto sería el comienzo de una época nefasta. A pesar de los casi 70 años transcurridos, este anticristo no ha visto la luz, o por lo menos no lo conocemos… Finalmente la Gran pirámide data el final del mundo en una fecha entre el año 2001 y el 2030, fecha en que termina el mensaje escrito en la piedra.

No obstante, estas interpretaciones son subjetivas y muchos historiadores, egiptólogos y científicos no están en absoluto de acuerdo con ellas.

2030 sería el último año de civilización teniendo en cuenta que la pirámide se construyera en el 4.000 a.C, pero ¿y si se hubiera construido antes como algunos geólogos defienden?.

los otros

¿Recuerdas la película "Los otros"? Una de las escenas más espantosas es cuando descubren la existencia de una colección fotográfica de personas difuntas, y más, cuando se dan cuenta de que los criados se incluyen en el albúm de fotos.

Por macabro que parezca fue una costumbre real. A finales del siglo XIX y principios del XX los fallecidos eran retratados como personas vivas, en pose de dormir y vestidos con su mejor traje, para que sus parientes pudieran recordarlos como en vida. No se trataba de algo macabro, como podemos pensar hoy, sino un hábito que acompañó a la comercialización de la fotografía y que ya existía mediante dibujos o cuadros (hemos puesto un ejemplo famoso).









¿Quiénes fueron los legendarios Gigantes?

Esta especie de homínidos de quienes se hace referencia en multitud de crónicas y leyendas Griegas, Nórdicas, Germánicas, Hindúes, Indoeuropeas, Mayas, Aztecas, Toltecas e Incas, se les menciona al igual en textos sagrados como en la Biblia. La figura del gigante se presenta en casi todas las culturas.

¿Será que la palabra Goliat, no sea un nombre de un individuo, sino la denominación en otro idioma de la palabra Gigante?

Existen evidencias contundentes descubiertas por arqueólogos de todo el mundo sobre la verdadera existencia de esta especie de gran tamaño, con la que nuestros ancestros compartieron el planeta, sin embargo, desconocemos el porque se oculta celosamente toda esta evidencia y se desmiente cuando se les cuestiona sobre tales hallazgos, como si el reconocer su existencia trajera consigo terribles consecuencias en nuestra actual sociedad, cambios tal vez que cimbraran las bases de nuestra ciencia y religiones.
En la Biblia se hace referencia a un sinnúmero de eventos sumamente interesantes, donde se involucran la presencia de los gigantes. En el libro de Números, los exploradores enviados por Moisés para hacer un reconocimiento de la tierra de Canán, llegan a Hebrón y descubren que los descendientes de Anak, viven en la región, informando a su líder, que la región explorada que les fue asignada estaba ocupada por gigantes.

En el Deuteronomio abundan crónicas referentes a esto, se hace mención de grandes ciudades con enormes terraplenes y bastiones construidos por los Anakim. Las escrituras sagradas también mencionan otros personajes de gran estatura (Superior a los 2 ó 3 metros), así como Goliat, y Og, el Rey de Bashan.

En el pasado, algunos núcleos de la población humana fueron escogidos para ser contactados por civilizaciones procedentes de diversos confines del universo, es el caso de los antiguos escritos de las culturas Sumeria y Hebrea.
Algunas civilizaciones extraterrestres visitantes comenzaron a experimentar genéticamente con ciertos individuos seleccionados, en base, a las características requeridas, de aquí inician las primeras abducciones y cuyos resultados no fueron satisfactorios.


Esta manipulación genética fue por la búsqueda de una hibridación entre ambas especies y terminó en una degradación en los genes, dando por resultado a los legendarios gigantes, quienes poseían un coeficiente intelectual superior al humano, heredado de sus padres cósmicos y además fueron los primeros receptores de un conocimiento y una tecnología muy avanzada, la cual transmitieron a los núcleos de población que dieron origen a las grandes culturas que florecieron en la Atlántida y que posteriormente quizás fueron las culturas madres de la Egipcia, Maya, Tolteca, Azteca, Olmeca, Inca y Hebrea.

Génesis 6, versículo 1 y 2, podemos leer:
Cuando los hombres se habían multiplicado sobre la Tierra y habían procreado hijas, viendo los hijos de Dios, que las hijas de los hombres eran hermosas, escogieron de entre ellas por mujeres a las que quisieron.

En el Génesis 6:
Por entonces y también en épocas posteriores, cuando los hijos de Dios cohabitaban con las hijas de los hombres y éstas tuvieron hijos, aparecieron en la Tierra los gigantes. Estos son los esforzados varones de los tiempos primeros, los héroes famosos.

Un libro apócrifo
Según el arqueólogo y escritor Zecharian Sitchin, NEFILIM significa literalmente:
Aquéllos que bajaron de los cielos a la tierra.
Los traductores de la Biblia supusieron que NEFILIM significaba gigantes, porque en otras partes se menciona que éstos eran también conocidos como ANAKIM, a la vez que en el cuento sobre el gigante GOLIAT se afirma que él era de descendiente ANAK; de aquí la conclusión: si ANAK era un gigante, entonces los NEFILIM, que también eran ANAKIM, deberán ser gigantes.
Un pasaje encontrado en libro apócrifo de Enoch nos habla de la unión de los celestes, con las hijas de los hombres o sea los Ángeles o NEFILIM:
Y los mensajeros, hijos de los cielos, se dijeron entre ellos: Vamos, escojamos mujeres entre los hijos de los hombres y engendremos hijos.

De acuerdo a Enoch de esta unión: Concibieron y pusieron en el mundo grandes gigantes.
Dicho relato también es confirmado en el libro del Génesis de La Sagrada Biblia, así como muchos otros relatos de otros pueblos de la Tierra, inclusive leyendas de los nativos norteamericanos, todo indica que existió una raza de gigantes que emergió de una manipulación genética con seres humanos o prehomínidos, con seres del cosmos o como se ha manejado entre Ángeles y mujeres. De acuerdo a Enoch, estos gigantes eran la prole de los falsos creadores espaciales, Goliat una de estas creaciones grotescas había nacido de los Refaim o los gigantes nacidos en Gat, tenían parecido físico con el humano pero carentes de capacidad espiritual.

Otros pasajes referentes a esto fueron:
Así, pues, cuando los hijos de los hombres se hubieron multiplicado y les nacieron en esos días hijas hermosas y bonitas y los Ángeles, hijos de los cielos, las vieron y las desearon, y se dijeron entre ellos: Vamos, escojamos mujeres entre los hijos de los hombres y engendremos hijos.
Entonces todos juntos juraron y se comprometieron acerca de eso, los unos hacia los otros con un anatema.
Así pues todos ellos eran doscientos y descendieron sobre Ardis, la cima del monte Hermón; y lo llamaron monte Hermón porque es sobre él donde habían jurado y se habían comprometido los unos con los otros con un anatema.
Y he aquí los nombre de sus jefes: Semyaza, su príncipe, Arakib, Aramiel, Kokabien, Tamiel, Raniel, Daniel, Ezequiel, Baraquiel, Asael, Amaros, Batariel, Anamiel, Zaquile, Samasapeel, Satariel, Toriel, Yomeyal, Arazeyal.
Estos y todos los otros con ellos tomaron mujeres; cada uno escogió una y comenzaron a ir hacia ellas, y a tener comercio con ellas, y les enseñaron los encantos y los encantamientos, y les enseñaron el arte de cortar las raíces y las ciencia de los árboles.
Así, pues, éstas concibieron y pusieron en el mundo grandes gigantes, cuya altura era de tres mil codos.
Ellos devoraron todo el fruto del trabajo de los hombres, hasta que éstos ya no pudieron alimentarlos más.
Entonces los gigantes se volvieron contra los hombres para devorarlos.
Y empezaron a pecar contra los pájaros y contra las bestias, los reptiles y los peces; después ellos se devoraron la carne entre ellos y se bebieron la sangre.
Entonces la tierra castigó a los violentos.

Estos gigantes tenían seis dedos en cada una de sus extremidades. La Biblia hace mención de esto en Sam. 21, 20 y Paralipómenos 20,6:
Hubo una batalla más en Gat, en la que se halló un hombre de alta talla que tenía seis dedos en cada mano y en cada pie, veinticuatro en todo, que descendía también de Rafa.

Pilinio nos cuenta en sus crónicas, que habitaban en Adalucía un grupo de gentes de colosales dimensiones dedicadas a la depredación y piratería y era tal su tamaño, que en ocasiones uno sólo de ellos podía hacer zozobrar laguna pequeña embarcación con la única fuerza e su peso.
Se cuenta que hace miles de años llegaron a la isla de Menorca después de un diluvio, un grupo de gigantes Caldeos, que construyeron un buen número de monumentos (Los megalíticos actuales).
En el México antiguo, dominó la cosmología de los cinco mundos Soles Cosmológicos donde se refiere a los enormes homínidos, dicha cosmología no fue ideada por los Aztecas, sino realmente nació en Teotihuacán (En la lengua de los Toltecas y Aztecas significa: El lugar donde vivían los antiguos o bien: El sitio de los Dioses). El primer Sol nació en el año 955 AC., y recibió el nombre de Naoi Ocelotl (4 Jaguar) y tuvo una duración de 676 años, su elemento dominante era la tierra y su Dios supremo era Tezcatipoca, según relata la leyenda, el mundo estaba poblado por GIGANTES, que fueron devorados en su totalidad por jaguares.

Decía el cronista mexicano Fernando de Alba Ixtlilxochitl, que los primeros pobladores de México habían sido unos Gigantes que les llamaron Quinametzin, dicho nombre que otorgado por los toltecas y posteriormente lo tomaron los Aztecas, se decía que ese grupo de gigantes que fueron destruidos por el cielo a través de un diluvio como justo castigo por su iniquidad, sabían de agricultura, metalurgia, artes, orfebrería, etc.,
levantaron enormes templos de piedra y conocían de la creación del mundo. Analizando la majestuosidad de la ciudad de Teotihuacan, los edificios sólo pudieron haberse construidos por la raza de gigantes Quinametzin y como prueba científica de su existencia, son sus huesos. En cambio en el norte del país habitaron un grupo de gigantes que sólo comían piñones, como los grupos indígenas de la región y no realizaban actividades como los gigantes del centro de México.

Francisco Javier Clavijero estudioso del siglo XVIII, estaban convencidos de que los primeros ocupantes de México habían sido seres de estatura superior a lo normal, los humanos después llegados les llamaron Quinametzin Hueytlacame, que significaba enormes hombres deformes ó gigantes monstruosos, dando una coexistencia pacífica con ellos.
Un evidencia arqueológica de los AtlAntes, son las esculturas majestuosas que se encuentran en la ciudad Tolteca de Tula, en el estado de Hidalgo, México, estos enigmáticos gigantes poseen detalles curiosos que han hecho pensar a los ufólogos, que son representaciones de visitantes del espacio; las esculturas muestran una serie de instrumentos que son claramente producto de una tecnología muy avanzada. Tal es el caso de una especie de pistolas de rayos que están sostenidas en las manos, mientras que en le pecho cada Atlante porta un escudo magnético protector. La cabeza está coronada por un extraño casco espacial de forma semicuadrada. Estos seres eran compañeros y guardias de Quetzalcóatl, durante su misión en la Tierra y en particular con los Toltecas, a quienes enseñaron gran cantidad de conocimientos astronómicos y científicos, ellos permanecieron durante muchos años hasta su muerte, en memoria de ellos se les construyeron esas cuatro esculturas para que las generaciones futuras no los olvidaran. El tamaño de cada Atlante es de casi cuatro metros de alto, representa la estatura real de aquellos extraterrestres, quienes pudieron haber sido los NEFILIMS o Ángeles caídos, que se cruzaron con las hijas de los hombres y procrearon los gigantes.

Los gigantes en México y Tiahuanaco

Campesino Gigante

Algunas tribus como la Olmeca y la Tolteca, quienes ahuyentaron a los gigantes hacia el norte y otros hacia el sur, siguiendo la costa del Pacífico hasta Centroamárica. Gracias a los testimonios recabados por los padres evangelizadores de los indígenas, se ha preservado hasta nuestros días estas crónicas:
Un padre jesuita Fray José Mariano Rothea, hace mención a este éxodo masivo de gigantes:
En tiempos muy remotos vinieron hombres y mujeres de altura extraordinaria,
aparentemente huyendo del norte. Algunos siguieron la costa de la Mar del Sur, mientras que otros se internaron en las áridas montañas.

Otro evangelizador del siglo XVI, Fray Andrés de Olmos, hace una descripción sobre los homínidos mexicanos:
Los gigantes mexicanos se alimentaban de bellotas y de una amplia variedad de hierbas.
Las huellas dejadas por estos gigantes en la historia, no sólo fueron en México sino se extendieron hasta Sudamérica. El capellán Pedro Cieza de León, que acompañó a los conquistadores a derrocaron a los Incas en el siglo XVI, sus fuentes afirmaron que dichos seres tenían una aspecto horrendo y que iban vestidos en pieles o andaban desnudos, y que se dedicaban a la rapiña y la matanza, según relata Cieza:
Los nativos se habían consternado al ver una embarcación hecha de cañas llegar a sus costas con un cargamento de criaturas, tan altos que de la rodilla al suelo eran tan grandes como un hombre de buena estatura.

Aventureros Españoles enviados por Carlos I de España en el siglo XVI, encontraron la ciudad de Tiahuanaco en Perú, ya casi abandonada por los indios que vivían en el área, supieron que los Incas habían estado ahí, cien años o quizá más antes que ellos, y que habían encontrado la misteriosa ciudad ya casi destruida y aparentemente desierta desde mucho tiempo antes, cundo preguntaron sobre el origen de la ciudad sólo pudieron responder hablando de la tradición que dice que:
Tiahuanaco fue construida en una sola noche después de la crecida por gigantes desconocidos. Pero se olvidaron de una profecía de la venida del Sol y fueron aniquilados por sus rayos, y estos lugares fueron reducidos a cenizas.

Tiahuanaco
Tiahuanaco está enclavada a 4,000 Mts. de altitud sobre el nivel del mar, en el alucinante altiplano Peruano Boliviano, a orillas del Titicaca. Poblada por los pueblos Incas alrededor del siglo II de nuestra era. Los Incas hablaban de los habitantes originales de la ciudad y de su fundador, Kon Tiki, más tarde llamado Viracocha, fue un hombre Dios blanco y barbado al que se le ha relacionado estrechamente con el Quetzalcóatl de México.
Según relatan los que han visitado Tiahunaco, se experimenta la sensación de estar en otro mundo: Un mundo de gigantes. Los enormes bloques de piedra finamente ajustados, el monumento llamado la puerta del sol a la entrada de la ciudad es un arco tallado de una sola piedra y mide tres por cuatro metros y tiene una serie de grabados que representan un calendario ritual de 260 días, correspondientes al año Solar Venusino.
Dice una antigua leyenda, que en la noche de los tiempos, llegó a este mundo, una mujer celeste a sembrar la raíz de una nueva raza de hombres de origen Divino. Esta mujer fue llamada por sus descendientes Orejona, por sus largas orejas; se dice también que esta mujer tenía sólo cuatro dedos en cada mano y que una vez terminada su labor se marchó para siempre en su carro celeste. Los hijos de este ser se multiplicaron y poblaron la zona, en donde nació más tarde otra leyenda que hable de un hombre Dios llamado Kon Tiki, que arribó del mar para enseñar a los nativos la ciencia de la astronomía, matemáticas y técnica para poder construir tan colosales ciudades como Tiahuanaco. Al igual que Orejona, cuando Kon Tiki, se marchó hacia el mar por donde había venido.


Otras evidencias

Así como en Tiahuanaco, en otras ciudades del valle sagrado de los Incas, como Cusco, Machu Picchu y la fortaleza de Sacsayhuman, incontables moles pétreas, muchas de más de 350 toneladas y algunas de mayores a 6 mts. de altura, han sido trabajadas por una cultura que no conocía el hierro ni el acero. Sacsayhuman es hoy tres hileras de rocas macizas, de unos 400 mts. cada una. La labor de ingeniería es sencillamente asombrosa, piedras cortadas casi a láminas, unas sobre otras, colocadas en ángulos rectos para crear poliedros sorprendentes dejando ejemplos tan impresionantes como la llamada Piedra de los Doce Ángulos. Hasta el templo de Ollantaytambo se transportaron miles de piedras a través de ríos y colinas, con alturas superiores a los 4,000 mts. sin conocerse los bueyes ni la rueda, ni transporte eficaz para aquellas moles, ni tampoco el hierro y acero para cortar las piedras.
Se dicen que por una de las actuales calles de Cusco, el 15 de noviembre de 1533 fue por donde Pizarro y su gente entraron a la ciudad.
Otros ejemplos de este tipo de construcciones, son las cabezas de la isla de Pascua, las islas Maquesas, la isla volcánica de Pohnpei en la Polinesia, el yacimiento megalítico de las terrazas de Baalbek hoy Líbano el cuales hace referencia el escritor David Barclay:
Parece que bloques de estas dimensiones tuvieron que ser puestos allí por gigantes o miembros de una civilización que conocía los secretos de la levitación y la antigravedad.

Los hallazgos arqueológicos efectuados en los archipiélagos Españoles, como los de la isla Baleares, que son construcciones megalíticas, en Menorca abundan las Taulas, que es una gran piedra vertical atravesada en su cúspide por una horizontal de apariencia de una T gigantesca, como una mesa para gigantes, las llamadas Navetas en la misma isla, que son unos grandes túmulos con forma de navío invertido.
Emiliano Bethencourt descubridor de las famosas pirámides de Güímar, localizó un insólito enclave arqueológico, los Guanches antiguos habitantes de las islas; la llamada: Media de los gigantes, situada en el desierto de Granadilla, don enormes siluetas humanas esculpidas en roca viva, según la tradición eran un matrimonio de gigantes Guanches que median 2.94 mts. el varón y 2.67 mts. la mujer.

¿Quienes construyeron estas colosales estructuras megalíticas y desplazaron grandes monolitos?
Según los habitantes locales de muchos de estos lugares son atribuidas a los GIGANTES.











El Dorado, mito o realidad?

Según la enciclopedia Larousse EL DORADO es un país legendario de América que los conquistadores españoles, creyéndolo emporio de incalculables riquezas ,buscaron afanosamente. Origen de esta creencia era, al parecer , la ceremonia de consagración de los nuevos zipas, que solían bañarse en el Lago Guatavita con el cuerpo cubierto de polvo de oro. El mito fue más tarde agrandado por la fantasía hispana y ,entre otro, Jiménez de Quesada y Benalcázar persiguieron la posesión de este "país" fabuloso.

Gonzalo de Rojas escribía allá por el año 1636 lo siguiente refiriéndose al áureo sueño de El Dorado: "En primer término, tenía que desplazarse al gran lago de Guatavita para efectuar ofrendas y sacrificios al demonio que la tribu adoraba como dios y señor. Durante la ceremonia que tenía lugar en el lago, construían una balsa de juncos que adornaban y decoraban con sus mejores bienes, colocando en ella cuatro braseros encendidos, en los que quemaban abundante moque - el incienso de estos nativos - y, también, resina y otras muchas esencias. El lago es grande y profundo, y por él puede navegar un buque de borda alta, cargado con infinidad de hombres y mujeres, ataviados con vistosas plumas, placas de oro y coronas de oro... Luego desnudan al heredero hasta dejarlo en cueros, untándolo con tierra pegajosa, sobre la que aplican polvo de oro hasta dejarle el cuerpo enteramente cubierto de este metal. Lo instalan en la balsa, en la que permanece inmóvil, y a sus pies sitúan un gran cúmulo de oro y esmeraldas para que se las ofrezca al dios. Además de él, en la balsa le acompañan cuatro de los jefes principales, adornados con plumas, coronas, brazaletes, colgantes y pendientes, todo de oro. También ellos van desnudos y llevan ofrendas. Cuando la balsa se aparta de la orilla, se escucha música de trompetas, flautas y otros instrumentos, y cantos que reverberan en las montañas y valles, hasta que, al llegar la balsa al centro del lago, izan una bandera en señal de silencio. Entonces hace su ofrenda el Hombre Dorado, que arroja todo su oro al fondo del lago; los jefes que le acompañan efectúan asimismo sus ofrendas, en turnos sucesivos. Y con esta ceremonia queda proclamado el nuevo gobernante, reconociéndoselo como rey y señor".



Esta es una de las primeras crónicas que tuvo el "Viejo Mundo" sobre el inicio de una febril búsqueda que trajo la muerte a más de un osado que intento arrancar su secreto a la Jungla...

El mito de El Dorado tuvo como todas las leyendas del anhelado metal una parte de certeza y verdad, su origen lo encontramos en una costumbre ritual de los indios chibcas, que vivían a orillas de la laguna Guatavita, en la meseta de Cundinamarca. Los datos y referencias históricas nos indican que el señor de este pueblo protagonizaba una ceremonia en la que ofrendaba a los dioses objetos de oro, que lanzaba a la laguna. Cuando finalizaba el ritual -ceremonia el sujeto se bañaba en ella y en el agua se desprendía las partículas de polvo de oro. Esta ceremonia se celebró hasta poco antes de la llegada de los españoles, a quienes se la contaron los indígenas. La ceremonia de El Dorado fue el origen de la leyenda. España y los reinos conquistadores aparte de aportar a las nuevas tierras su Soberanía y todo su "progreso" también aportó la impiedad de los conquistadores quienes habían arrebatado ya a los muisca y sus vecinos toneladas de oro, un filón en forma de mil y un objetos que parecían no tener fin y cuya ansía aumentaba por días al oir las mil y una leyendas que los indios ebrios por el "agua de fuego" contaban sin cesar a los avariciosos conquistadores, induciendo a estos a pensar que aún les quedaba el mayor botín: el inmenso tesoro que debía existir en el fondo del lago Guatavita...

Sebastián de Benalcázar comandó en 1535 la primera expedición reconocida a la búsqueda de El Hombre Dorado y sometió las regiones occidentales del territorio de Nueva Granada. El término El Dorado quedó grabado para entonces como un lugar ilocalizado en el cual abundaba el oro y era sinónimo de lugar de riquezas casi infinitas. Ya El Dorado no era el designativo del rey originario de aquellas míticas tierras sino una región imprecisa del corazón de América, en la cuenca alta del Amazonas.

Fueron numerosas las expediciones que se adentraron infructuosamente en la espesura del verde Amazonas tras el mítico reino, entre los expedicionarios que intentaron tan lucrativa empresa se encontraban nombres tan ilustres como Hutten, Gonzalo de Pizarro, Jiménez de Quesada, Diego de Ordás, Jerónimo de Ortal, Hernán Pérez de Quesada, Pedro de Ursúa y Lope de Aguirre, Pedro Malaver de Silva y Domingo de Vera, Alonso de Herrera, etc...

En la búsqueda de El Dorado encontramos acontecimientos que durante muchos años fueron considerados hazañas del valor patrio... de esta forma Francisco de Orellana pasó a la historia por ser el primer explorador en navegar el río Amazonas. Francisco de Orellana formaba parte de la expedición de Gonzalo de Pizarro (1502 - 1548) que trataba de encontrar el "país de canela" o "El Dorado" eligiendo la ruta que partía hacía el Este de Quito y cuenca del Amazonas, quedándole la satisfacción del descubrimiento del río Coca, afluente del Napo. La expedición comandada por el hermano del mítico Francisco de Pizarro marchaba bien hasta que las provisiones se comenzaron a hacer insuficientes de tal forma que era insostenible mantener y alimentar a los doscientos hombres y casi dos mil esclavos nativos de la que constaba la expedición. Para buscar alguna salida a la situación Pizarro encomendó a Orellana la tarea de ir río abajo en busca de víveres y cuando estos la encontraron no pudieron regresar subiendo el río debido a la fuerza de la corriente. Orellana y sus cincuenta hombres continuaron navegando por el cauce impresionante del Amazonas hasta desembocar en el Atlántico, para la historia se quedan las aventuras vividas en las que llegaron a comerse hervidos sus cinturones con unas pocas de hierbas... conocieron a los caníbales locales, la rica fauna del Amazonas y comprendieron el inmenso poder y magnetismo que entraña el secreto amazónico.

La búsqueda de las riquezas de "El Dorado" no se limitó únicamente a las orillas del lago Guatavita. Ya en los tiempos de los conquistadores se había extendido la creencia en el Hombre Dorado y su mística ciudad de Manoa, donde hasta las cacerolas eran fabricadas en oro. Se creyó que el mismo podía ser localizado en las selvas inexploradas de la cuenca amazónica, y por ello numerosos exploradores y aventureros se adentraron en la jungla año tras año. De ellos jamás se supo...




El primer paso para dragar el lago Guatavita fue dado en 1545, pero la más seria de las iniciativas iniciales fue la de un comerciante de Bogotá, Antonio de Sepúlveda, quien comenzó sus operaciones de drenaje hacia 1580. Utilizando la mano de obra local cifrada en 6000 indios , abrió una gran muesca en el borde del lago para permitir su desagüe, se logró rebajar el nivel en veinte metros, cuando se creía que la empresa llegaría con éxito a su fin el canal se hundió, originando la muerte de numerosos excavadores. Sepúlveda hubo de abandonar la desecación del Guatavita pese a que en un envío la soberano español Felipe II demostraba que en el lago había riquezas incalculables ,el envío lo formaban varios objetos de rico labraje en oro, un peto de oro, un bastón con placas de oro y una asombrosa esmeralda del tamaño de un puño... El soberano español considero que ya se había gastado mucho tiempo y expediciones en el hallazgo de El Dorado y el dorado sueño de Antonio de Sepúlveda se vio truncado en pro de otras expediciones para el Imperio.

De la vieja Albion o del también Imperio Británico hubo intentos por localizar tan magnífica fuente de riquezas así sir Walter Raleigh (1552 - 1618)fue de los primeros en intentarlo, pero tuvo motivos para lamentarlo. Tras el envío expreso de la reina Isabel I de Inglaterra en 1595 el expedicionario inglés entro en la tupida selva amazónica de la Guayana en busca de la legendaria Manoa, tras convivir durante algún tiempo con los nativos de la zona les propuso una alianza para derrotar conjuntamente al "invasor" español ,allí los indios le comentaron que El Dorado se encontraba en las márgenes de río Orinoco y aunque el explorador se personó en las márgenes del hoy famoso río no halló las cantidades de oro que esperaba. La expedición no tuvo el éxito esperado y tras la segunda expedición en 1617 - 1618 su nuevo y sonado fracaso sirvió de excusa perfecta para su ejecución...



El primer paso para dragar el lago Guatavita fue dado en 1545, pero la más seria de las iniciativas iniciales fue la de un comerciante de Bogotá, Antonio de Sepúlveda, quien comenzó sus operaciones de drenaje hacia 1580. Utilizando la mano de obra local cifrada en 6000 indios , abrió una gran muesca en el borde del lago para permitir su desagüe, se logró rebajar el nivel en veinte metros, cuando se creía que la empresa llegaría con éxito a su fin el canal se hundió, originando la muerte de numerosos excavadores. Sepúlveda hubo de abandonar la desecación del Guatavita pese a que en un envío la soberano español Felipe II demostraba que en el lago había riquezas incalculables ,el envío lo formaban varios objetos de rico labraje en oro, un peto de oro, un bastón con placas de oro y una asombrosa esmeralda del tamaño de un puño... El soberano español considero que ya se había gastado mucho tiempo y expediciones en el hallazgo de El Dorado y el dorado sueño de Antonio de Sepúlveda se vio truncado en pro de otras expediciones para el Imperio.

De la vieja Albion o del también Imperio Británico hubo intentos por localizar tan magnífica fuente de riquezas así sir Walter Raleigh (1552 - 1618)fue de los primeros en intentarlo, pero tuvo motivos para lamentarlo. Tras el envío expreso de la reina Isabel I de Inglaterra en 1595 el expedicionario inglés entro en la tupida selva amazónica de la Guayana en busca de la legendaria Manoa, tras convivir durante algún tiempo con los nativos de la zona les propuso una alianza para derrotar conjuntamente al "invasor" español ,allí los indios le comentaron que El Dorado se encontraba en las márgenes de río Orinoco y aunque el explorador se personó en las márgenes del hoy famoso río no halló las cantidades de oro que esperaba. La expedición no tuvo el éxito esperado y tras la segunda expedición en 1617 - 1618 su nuevo y sonado fracaso sirvió de excusa perfecta para su ejecución...


En 1912 la sociedad franco-sajona "Contractors Limited" consiguió desecar finalmente el lago, pero la euforia del logró final de todo el fruto de su trabajo les cegó y pospusieron para el día siguiente la criba del cieno en busca del tesoro. La empresa se había logrado y ya sólo faltaba recoger el áureo botín... la sorpresa llegó cuando al comenzar la jornada con el despuntar del alba comprobaron que el barro volcánico del fondo del lago se había asentado y comenzado a secar atomizándose y formado una muy sólida y compacta masa de cemento volcánico imposible de penetrar. El Lago Guatavita aunque dio muestras de contener oro jamás desveló su secreto y su dorado fondo de ilusiones se tornó en un impenetrable secreto en justo premio a la codicia humana.

Entre los desafortunados que encontraron la muerte buscando la mítica leyenda de El Dorado figura el no menos ilustre explorador Percy Fawcett quién desapareció cuando buscaba la ciudad de oro al norte del amazonas y que tras desaparecer forjó su leyenda de quienes decían que realmente la había encontrado pero que prefirió quedarse a vivir en ella antes que volver... nada más lejos de la realidad. El coronel Fawcett que partió en 1922 para el Mato Grosso brasileño encontró la muerte en un enfrentamiento con una tribu local y sus restos fueron enterrados en la orilla de los ríos Kuluene y Tanurio donde forman un lago, es en suma una víctima más de tan cegada búsqueda.

Hoy podemos afirmar a la luz de los nuevos documentos y cartas históricas aparecidas tanto en España como en Sudamérica y que hacen referencia al mito de El Dorado que este legendario lugar se encuentra emplazado en el Lago Guatavita, a unos 50 Km. al norte de Bogotá (Colombia) y cuyas redes de influencia aurifera se extiende hasta las orillas del Orinoco donde se ubica la ciudad de Manoa o al cercano Perú, en cuyo norte podrían encontrarse algunas otras estribaciones del mítico lugar .En el lago aún es visible la huella del hombre en forma de muesca en su borde originada por la expedición de Antonio de Sepúlveda. Pese a ello, la leyenda de El Dorado y sus tesoros aún sigue vigente y aún son muchos los que sueñan con sus inexploradas tierras y riquezas... la fiebre del oro no es sólo patente de corso de siglos pasados...

Recientes informaciones fechadas a comienzos del año 2002 y firmadas por Iñaki Alvarez-Miranda afirmaban que "el descubrimiento de un manuscrito del siglo XVI en el archivo romano de la Compañía de Jesús había arrojado nuevos indicios sobre El Dorado", la mítica ciudad de los incas que una expedición pretende ahora localizar en la espesura de la amazonia peruana. En toda esta nueva aventura por la localización de El Dorado y sus zonas de influencia se halla sumergido el explorador y periodista Jacek Palkiewicz quién asegura que esta información histórica confirma la existencia de "Paititi", nombre dado por los indígenas a la ciudad construida en oro de la que tuvieron noticia los primeros conquistadores españoles. Reproduciendo sus propias palabras el aventurero decía: "Se trata de prueba de gran validez que nos hace trabajar en nuestro proyecto con más entusiasmo todavía", Palkiewicz, empeñado en la organización de una expedición científica que a partir del mes de junio recorrerá la inaccesible región selvática de la cuenca del río Madre de Dios, en Perú.



En el manuscrito hallado, el jesuita español Andrés López describe un reino "muy rico y adornado de oro" , incluido en el tomo primero de "Peruana historia (1567-1625)", según fue descrito en su día al General de los jesuitas y al Papa, quien otorgó a la orden la exclusiva para su evangelización, el religioso español cuenta como el rey de Paititi, tras convertirse, ofreció construir "una iglesia hecha con bloques de oro macizo" y que incluso las vajillas eran de este metal. El jesuita español parecía beber de buenas fuentes dado que la Compañía de Jesús llevó a cabo la conversión y bautizo de los habitantes de "Paititi", localidad situada " a diez oías de viaje de Cuzco (Perú)". El documento no ofrece detalles geográficos precisos sobre su situación pero el hecho de que sus fabulosos tesoros hayan podido ser expoliados tampoco preocupa a Palkiewicz, quien insistió en que el interés de su expedición es "científico y arqueológico" y aseguraba "el oro no nos interesa" al insistir en que su proyecto cuenta con el apoyo del gobierno peruano, extremo no confirmado por el gobierno de dicho país. No obstante parece que si hay instituciones dispuestas a financiar esta nueva empresa a la búsqueda de El Dorado por otras cercanas latitudes de Colombia.

El último de ellos fue el del antropólogo noruego Lars Hafksjold, que desapareció sin dejar rastro en 1997 en el "infierno verde" del río Madidi.



Posible ubicación de "El Dorado"


La prestigiosa revista italiana de arqueología "Archeo" se hace eco de estas informaciones y el arqueólogo italiano Mario Polia, que reside desde hace tres décadas en Perú y es autor de la investigación, el manuscrito inédito supone una prueba de la "existencia real" de la mítica ciudad, cuya localización exacta los jesuitas trataron de mantener secreta para evitar una "fiebre del oro"... Fiebre que hoy parece reactivarse, el Amazonas, el Orinoco, el Lago Guatavita ,Manoa ,Paititi, y miles de nombres que recibiría la "real" ubicación del legendario lugar y que mantienen un denominador común bajo cualquier forma o denominación: despierta la codicia humana.

La mística del oro ,en casi todas las culturas y civilizaciones ,ha mantenido una extraña relación con el ser humano, despertando su codicia quizás quién mejor lo definió mostrando así el pensamiento de la época fue el navegante al servicio de la corona español Cristobal Colón quién dijo:"El oro es el más exquisito de todos los elementos... Quien posee oro puede adquirir todo lo que necesite del mundo. En verdad, con oro puede usted lograr que su alma ingrese en el paraíso".







los peligros que existen de la tabla Quija

Posiblemente, el mayor peligro que entraña la práctica de la Ouija, es lo sencillo que resulta acceder a ella. Cualquiera puede hacerlo. Por tal motivo, potencialmente todos podemos convertirnos en "practicantes" de este popular juego. Sin embargo, creo que podríamos establecer y agrupar tres tipos distintos de motivaciones que inducen a este tipo de experiencias.

En el primer grupo, se hallarían los "curiosos". Solo les atrae, el poder experimentar si "aquello" realmente funciona. En segundo lugar, quienes tratan de "aferrarse" a un método que les permita seguir en contacto, con sus seres queridos que ya dejaron este mundo. Finalmente, los que desean explorar, investigar o indagar, desde una perspectiva -según cada cual- parapsicológica, transcendentalista, espiritual, o incluso extraterrestre. Entre los primeros, observamos que frecuentemente y tras algunas sesiones, dejan de practicar la Ouija, una vez saciada su curiosidad y cuando tales experiencias dejan de ser "novedosas". Entre los segundos, dependiendo del grado de aceptación que otorguen a los mensajes recibidos, pueden trasformarse en verdaderos defensores de una forma de comunicación con otros planos de existencia; o bien desengañados y perdida su fe, desistirán en su empeño.

Personalmente, me decanto por una etiología psíquica del fenómeno. Y al decir psíquica, también me refiero con ello, a que se produzca una sintonización con ese "almacén de información" que es el "inconsciente colectivo" de la humanidad. Pero independientemente de valoraciones personales, es evidente que la Ouija puede entrañar algunos contenidos peligrosos. Para quienes aceptan la hipótesis "espiritista", ven tales riesgos, en una presunta vinculación con entidades desencarnadas. Según esta creencia, al practicar la "Ouija" abriríamos las puertas hacia otras dimensiones cercanas a la nuestra, pero a su vez imperceptibles. Siempre siguiendo con esta hipótesis, en muchas ocasiones, quienes se comunicarían con nosotros, serían seres que en ocultismo reciben el nombre de "bajos astrales" o "cascarones". Es decir, "entidades" poco evolucionadas y muy aferradas todavía al mundo físico; o bien "espíritus sin luz" o "almas en pena" que quieren manifestar su estado de "angustia" al mundo de los vivos. Con la práctica de la Ouija, sus participantes podrían verse afectados por las energías negativas de las que son portadoras tales "entidades". Muchos creen, incluso, que en ciertos casos, hasta podría hablarse de "posesiones" de alguno de los participantes por algún tipo de entidad maligna.

Pese a todo lo anterior, creo que los mayores peligros que entraña la práctica de la Ouija, son los que tienen relación con los aspectos psicológicos y emocionales de los participantes. La Ouija posee un alto grado de atracción; ello, es indudable. Nos abre las puertas a unos universos desconocidos, sean estos "interiores" o "exteriores"; y ello siempre puede aportar una cierta fascinación. Personas inmaduras, sugestionables, ansiosas, o simplemente que estén atravesando un mal momento en sus vidas, son un "caldo de cultivo" excelente, para que la adicción haga acto de presencia.

Por ello, nunca nos debemos obsesionar con tal práctica, ni con los mensajes. No creamos a pies juntillas todo lo que se nos trasmite a través de sus comunicados. Cuidado con las medias verdades, a veces son más peligrosas que las mentiras. En muchas ocasiones, los participantes solo se acuerdan de aquellas cosas trasmitidas con cierta coherencia y consideradas como "verificables"; pero se hace caso omiso de muchas imprecisiones, ambigüedades y datos contradictorios.

Por otro lado, nunca la deben practicar personas con componentes psicológicos obsesivos. Cualquier mensaje en forma amenazante o catastrofista hacia ellos, puede desembocar en trastornos neuróticos difíciles de superar. No creo que la práctica con la Ouija pueda generar ningún proceso psicopatológico. Pero, si activar ciertos desequilibrios subyacentes, dentro del individuo. Puede destapar contenidos inconscientes y desarrollar una problemática psíquica que hasta ese momento permanecía latente, aunque oculta y ajena a la conciencia del individuo.

Sé, que para quienes han perdido a alguien allegado, la práctica de la Ouija puede convertirse en un consuelo que puede hacer más llevadero los instantes de intenso dolor. Pero no es el momento más oportuno para ser objetivos. En estos casos, la necesidad de creer puede nublar nuestro espíritu crítico. En dicho estado, donde la afectividad y el equilibrio emocional están afligidos, es el momento menos propicio para realizar este tipo de prácticas.

Personalmente creo, que la única finalidad que se le debe otorgar a la práctica de la Ouija, es la de la investigación. Pero siempre que ésta se elabore aportando nuestro más puro espíritu analítico. Practiquémosla con una persona especializada y con experiencia; pero además sensata y equilibrada. Rehuyamos de quien ya de antemano, estén predispuestos a creer fehacientemente todo lo que se comunica. Solo la necesaria racionalización ante este tipo de experiencias puede protegernos de sus riesgos. La desconfianza nunca sobra en estos casos. La prudencia tampoco. El espíritu crítico es imprescindible. Y la única motivación válida para practicar la Ouija, es en mi opinión, la aptitud investigadora.

Y no importa, que nos posicionemos a favor o en contra de un contacto con el Más Allá. No importa que aceptemos la hipótesis espiritista o la mecanicista. Porque incluso descartando que sean entidades ajenas a nosotros, las promotoras de los mensajes, la Ouija puede depararnos también considerables peligros. Y es que, muchas veces, a los "fantasmas" que más hay que temer, son los que se albergan en nuestro interior.

Ojala piensen dos veces antes de jugar en esta tabla, puede ser peligroso.